La mediación es un método alternativo de resolver conflictos, el cual tiene como finalidad intrínseca llegar a la solución integral de un conflicto entre partes evitando de este modo llegar a instancia judicial. El mediador es un profesional imparcial que genera sus propias soluciones para resolver las diferencias. A diferencia de un juez o un árbitro cuyas decisiones obligan a las partes e implican que una parte gana y la otra pierde, la mediación busca obtener una solución valida para ambas partes. La mediación es una forma flexible de resolución de conflictos que permite a las partes en disputa una solución previa a lo que hubiera constituido un litigio. La mediación ofrece a las partes una oportunidad de ganar una mayor compresión de su conflicto, y limitar el coste ( tanto en dinero como en tiempo).

UN MEDIADOR NO:
Actúa como abogado de ninguna de las partes.
Da asesoramiento jurídico
Evalúa o juzga las cuestiones que se tratan en el proceso.
Decide quién gana o pierde.

¿Te ayudo?

La mediación es una forma flexible de resolución de conflictos que permite a las partes en disputa una solución previa a lo que hubiera constituido un litigio.